El propósito del proyecto fue crear una marca joven que comunicara la calidad de los productos sin provocar la sensación de un precio elevado. La tipografía tiene formas orgánicas y redondeadas para que sea amigable; la tipografía secundaria es con patines para comunicar la seriedad y formalidad del servicio que brinda la empresa. Los elementos secundarios son abstracciones de flores para remitir al producto que se ofrece. Se buscó generar una atmósfera agradable y predominantemente femenina, puesto que las mujeres son el público objetivo de la marca.